Financiación

¿Por qué cuesta tanto escribir un blog? Tendría que ser algo así como esa libretita que llevamos siempre con nosotros en la que apuntamos todas las ideas que nos vienen a la mente. Parece que para escribir en un blog tengamos que tener la idea bastante mascada ya… tendré que superar esto.

Bueno, pues como parte de la rutina Faster DIWO que quiero ir tomando, hay una reflexión que me vino ayer a la cabeza y es, ¿hasta qué punto proyectos importantes acaban tirándose a la basura por falta de financiación? Muchos y más en los tiempos que corren. La crisis se ha convertido en la más perfecta coartada para ello. Hace tiempo que desde mi grupo de colaboradores pusimos en marcha un interesante proyecto del que os hablaré más adelante. Son varios ya los colectivos que, viendo la fase de parálisis en la que se encudentra dicho proyecto, me preguntan sobre el futuro del mismo. Me impacta ver la ilusión que generan ciertos proyectos y lo poco que eso se valora a la hora de dearles continuidad. Cuando les contesto con la manida frase de “es que no hay dinero” me pregunto, ¿pero qué estoy diciendo? Cada vez me parece un argumento más vulgar y relativo. El dinero, ¿qué dinero? ¿de quién? Repensemos las formas de financiación de nuestros proyectos y quizá quitaremos el tapón absurdo que nosotros mismos hemos puestos, ¿es el mejor mecenas el que tenemos? ¿el mejor colaborador? ¿cree verdaderamente en el proyecto? ¿a quién más puedo involucrar e ilusionar? Pues en esto andaba yo pensando…

Anuncios

2 comentarios en “Financiación

  1. Y no sólo es un proyecto, el “no hay dinero” es la frase preferida de los que manejan el dinero últimamente. Por eso os hablaba el otro día de buscar como cliente más al que le podemos ofrecer un beneficio para su vida o negocio, y aprender a explicárselo, que al que “gestiona”. Como te comenté el otro día me gusta como en lasindias explicaban que no es tanto un problema de financiación como de buscar clientes y abrir mercados. Vamos allá, aunque aún no sepa muy bien por donde podemos empezar… 😉

    1. hay que ver cómo se llegan a esas conclusiones de forma espontánea… cuando un “gestor del dinero” no quiere apostar por algo pero el verdadero “perceptor” te pregunta por qué no sigue y te muestra el verdadero “hueco social” de un proyecto.. ahí la mente pega un salto y aprendemos a poner lo humano en el punto de partida. Como bien dice el artículo de las indias, seamos “creadores de mercados”.. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s