Algunas claves para activar nuestras ideas

Hay un proyecto en el que estamos trabajando actualmente y con el que estamos definiendo cuáles son las claves para activar profesionalmente a las personas. Apunto algunas de ellas:

1. Definir tu pasión. Como dice Koldo Saratxaga, ser capaces de identificar “aquello que te sale de las tripas”. Es algo muy potente y siempre será más fácil tratar de poner en marcha algo relacionado con tu pasión frente a algo que no tiene nada que ver contigo. Esto es, poner lo emocional y sentimental en el centro de tu historia.

2. Tener una comunidad real y no actuar solo. Comunidad con grupo de personas con las que tienes una conversación real y compartes tus reflexiones, donde contrastar ideas y masticas reflexiones. Además, esto te permite incluso testear ideas y sobretodo, sentirte arropado para abrite camino.

3. Marcarte un itinerario. Esto es, tener un plan. Tener muy claros cuáles son los pasos a dar, ya sea desde tu ámbito más local al más digital, y convertirlos en algo alcanzable y tangible. Sobretodo, incluye cuanto antes el mercado en tu itinerario y en tu lenguaje.

4. Contar una historia; frente a vender productos y/o servicios. Como dicen los indianos “En un mundo donde la originalidad dura lo que tarda en copiarse, osea nada, carecer de relato es perder el valor”. Crea una historia sobre ti y sobre lo que haces y comienza a darle valor.

5. Abarcar un ámbito más allá del territorial, huir de lo localista. Trabajar el ámbito digital. Y aquí es importante tener un blog que te permite conversar con otros y compartir tus enlaces. Cuidado con las dinámicas de comunicación que generan redes como Facebook o Twitter donde el timeline impide muchas veces crear una verdadera conversación.

6. Fliparte con gente que ya lo está haciendo y no dejarte llevar por visiones empequeñecidas. Todo ello permite obtener un equilibrio muy especial entre lo que puedes hacer y lo que te encantaría hacer. La importancia de construir pasito a pasito tu pequeño espacio digital en la red, un espacio que te ayude a dar pasos tanto en lo real como en lo digital.

Muchas de estas ideas son las que están surgiendo en este proyecto y otras son conclusiones que una va sacando… seguiremos añadiendo!

Conciliando vidas

Quizá suene absurdo pero me hace ilusión conciliar mis diferentes vidas. Por las mañanas soy una profesional de las Relaciones Públicas que vende campañas de comunicación, diseños web, logotipos, asesorías en comunicación… Por las tardes, me pongo la gabardina e investigo sobre desarrollo local, redes, impacto de la tecnología, información… Esto es broma, es una caricatura que hago de mi misma, pero como en cualquier caricatura, hay algo de verdad.

Ya intenté hace mucho tiempo, allá en el 2009, a desarrollar un blog de empresa pero no sabía bien de qué escribir porque apenas tenía experiencia con el mercado y escribir sobre mi aspecto formativo no me atraía mucho. En seguida desistí aunque miles de reflexiones me alborotaban la cabeza.

Ahora he aprendido que escribir desde un punto de vista corporativo no era lo interesante, sino hacerlo desde mi punto de vista personal, mis aprendizaje, experiencias, errores…  Y en realidad, yo soy la empresa, con mi comunidad real de colaboradores.

Ahora que integro (aunque cutremente porque el html es peleón) mi blog en mi web siento mucho gustito, es como un paso super-importante para hilar un poco más mis dos vidas, que tienen mucho que ofrecerse la una a la otra. Ahora se lleva mucho eso de tener un trabajo que te dé dinero y otro que te dé ilusiones…. pero yo quiero enfocar los dos hacia la misma dirección, mis ilusiones y pasiones. Y en términos de mercado, rentabilizar todo un poco más.

Para seguir con la caricatura, mi empresa es como un hijo y mi blog es como un padre.. y ahora, conversan entre ellos 😉

¿Qué valores se asocian al trabajo en red?

Últimamente me llegan espasmos de todos lados en lo relativo al trabajo en red y al colaborar. Por un lado, instituciones públicas que quieren aprender a trabajar en red  o empresas que se han visto abocadas a convertirse en una “organización en red” para poder afrontar la crisis.

En el primer caso, ven en la red como la herramienta para poder optimizar recursos, ser más eficientes en su trabajo y ofrecer al final un mejor servicio al ciudadano, que al final es de lo que se trata. Pero claro, teniendo en cuenta la forma en la que se diseñan las estrategias y herramientas en la administración públicas, es decir, “desde arriba”, ¿hasta qué punto pueden crear una red que en la práctica funcione?

Por otro lado, muchas empresas actualmente se están viendo abocadas a tomar decisiones para repensar su modelo de negocio hacia algo más ligero y distribuido. Estas empresas se han forjado en tiempos donde se podían tener grandes instalaciones, una gran plantilla, y en definitiva, unos costes fijos importantes donde además, las personas tienen el chip de “asalariado“. Estas empresas ahora se ven obligadas a prescindir de muchos de estos costes fijos y tratar de funcionar con la mínima estructura posible. Y sobretodo, se dan cuenta de que cada persona debe ser un elemento tan activo como otro en la red.

Además, me sorprende que, sin saber si todos hablamos de lo mismo, los primeros parecen tener una visión muy positiva del trabajo en red, pero los segundos suelen verlo como un auténtico fracaso y como algo que se han visto obligados a hacer por el entorno.

El trabajo en red, tal y como yo lo entiendo, ofrece un potencial de aprendizaje muy fuerte pero también altas dosis de incertidumbre y tendencia al caos. Además, es necesaria una gran dosis de confianza entre los miembros. Por ello creo que es necesario conversar sobre qué valores deben asociarse al trabajo en red.

El nuevo estilo de relaciones de Koldo Saratxaga

Bueno, este es uno de mis más recientes descubrimientos, que hice a través de los libros de k2k. Al principio da la impresión de que es el típico gurú que hablaba de gestionar las organizaciones desde las personas y de la felicidad. Sin embargo, cuando indagas en su discurso entiendes que su buena oratoria y convencimiento están basados en la experiencia, en la realidad.

Koldo habla de relaciones entre las personas, de la importancia de lo emocional para gestionar ya no empresas, sino proyectos. Un discurso que, por cierto, me lleva a conectar con el proyecto Tropos donde queremos trabajar lo emocional desde la narrativa audiovisual ¿qué conexiones podrían surgir? Esto para otros post 😉

Lo que más me gusta es su capacidad para comunicar de manera llana y directa pero desde realidades empresariales grandes y pequeñas. Koldo ofrece unos valores y unos principios muy aplicables tanto a proyectos individuales como redes de trabajo. Además, me llama la atención la que afirma que “Todos los problemas en las empresas tienen que ver con las personas”, lo cual, es algo que he pensado alguna vez.

En su discurso hace un interesante repaso por los principales problemas actuales de las organizaciones:

  • Tecnificación excesiva
  • Desmotivación de las personas
  • Falta de transparencia
  • Colapso de lo urgente que impide trabajar en lo importante
  • Priorización de los objetivos frente a los retos y la visión
  • Foco en los problemas y no en las oportunidades que ofrecen
  • Exceso de gestores y falta de líderes
  • Carencia de personas que sepan economía no sólo contabilidad ¡vital en una empresa!
  • Evitación experiencial de los jóvenes promovida por los esquemas formativos actuales
  • Falta de libertad que impide ser creativo (la famosa autonomía…)
  • La obsesión por el crecimiento y no por el desarrollo
  • Centralizar el debate en las herramientas y tecnologías en lugar de las personas y lo que realmente es necesario para que funcione.

Me gustaría también mostrar es el esquema que tienen en su web:
esquema NER

Y la explicación que lo acompaña:
Nuestro propio y común sistema organizacional es un nuevo estilo de relaciones. Se basa así en las personas y cada organización somos un proyecto común de las personas que formamos parte de la misma. Toda nuestra actividad es fruto del trabajo en equipos autogestionados, donde la comunicación, la libertad y la responsabilidad excluyen el control, se ofrecen oportunidades a las personas y los errores se convierten en ocasiones de aprendizaje. En nuestro día a día, están integrados clientes y proveedores. El conocimiento compartido y las nuevas experiencias facilitan la innovación permanente que también caracteriza a nuestros proyectos. Los conceptos económicos son igualmente compartidos. Nuestra perspectiva de futuro nos lleva a sentir nuestra actividad como una continua siembra. En un entorno de transparencia, confianza y generosidad, sentimos también el orgullo de pertenecer a nuestra organización y evolucionamos física, mental y emocionalmente. Un proyecto común nos conduce a un éxito compartido.

Pues eso, el relato de Koldo me gusta porque invita a promover aquello que te sale de las tripas (como él dice), y eso es muy hacker; quiere que la gente cuente lo que le mueve y por tanto, no busca a personas que sepan hacer bonitos CV sino gente que sepa que sus emociones y sentimientos son lo que al final les diferencia de los demás; porque sabe de la necesidad de perfiles humanísticos en las organizaciones que al final están compuestas por personas (con toda su complejidad); porque reconoce que el mercado no siempre tiene razón, cuando dice que los despidos masivos y los recortes son bien recibidos por la bolsa y premiados por el mercado cuando a lo mejor hay que tomar decisiones basadas en las personas y no tanto en la producción, la actividad, los despidos, que ofrecen beneficios solo de inmediato;  y bueno, pues porque al final habla de Relaciones Públicas pero desde muchas dimensiones.

¿Qué hace falta para colaborar?

Antes de nada, no tengo certezas sino posibilidades. Sobretodo tengo notas y notas por mi mesa sobre esto así que voy a ir subiendo ideas aunque sea de forma desordenada.

Hoy leía este post sobre los diferentes tipos de plataformas para la innovación colaborativa, es decir, la innovación que se produce cuando personas/organizaciones colaboran entre sí.

Al leerlo, he pensado en lo “fácil” que es diseñar una plataforma para la colaboración pero lo complicado y necesario que es el trabajo previo. Quizá porque me encuentro en el proceso de una red de “colaboradores” me ha tocado un poquito la fibra.

Para innovar en colaboración primero tiene que darse un grupo de personas que quiera colaborar, luego tiene que haber un consenso sobre lo que significa “colaboración” para que realmente sea colaboración y las relaciones sean equilibradas, tiene que haber unos valores en común, y luego, quizá podamos pensar en un modelo, con el que finalmente, diseñar una plataforma. Pienso que esa es la prioridad, y parece lo que es, un trabajo previo extenso.

En eGruyere la verdad es que hemos optado más por dejar fluir las colaboraciones poco a poco y despreocuparnos bastante de la formalización de la red, tanto en lo real como en lo digital. Tenemos un espacio que funciona como repositorio de post y tweets de los miembros, de tal manera que, de un vistazo podemos ver los temas/intereses/proyectos en los que cada uno anda centrado.

Quizá la clave para que la colaboración funcione son las personas, sus valores, que estimulará compartir unos relatos y unas motivaciones.

Me parece interesante el apunte que el post hace sobre las motivaciones para colaborar, no solo la rentabilidad económica sino el proceso de aprendizaje que se abre entre los miembros. Es decir, sin perder de vista el mercado, el aprendizaje es muy intenso en este tipo de redes de colaboración.

Ahora todo el mundo ve necesario colaborar porque como no hay dinero tendrá que haber un camino, la colaboración. Todo lo cual, me lleva a pensar en que la gente tenderá a copiar antes una plataforma (algo tangible) que un proceso (más abstracto y escurridizo). Estaremos empezando entonces la casa por el tejado. Las plataformas informáticas están bien, pero para colaborar hace falta mucho más.

eGruyère, emprendizaje colaborativo en red

El próximo 13 de diciembre participo en las III Jornadas de Desarrollo Local organizadas en la Universidad de Valencia, en el Salón de Actos de la Biblioteca Gregori Mayans. Voy representando a eGruyere, una agrupación de emprendedores que ha surgido casi de forma espontánea desde 2010 hasta la actualidad en Alicante y derredores, con un peso entre físico y digital, aprovechándonos del palabro de la hibridación de espacios. Como suele ocurrir, la idea nace de una persona y luego nos hemos ido uniendo los demás viendo que compartíamos ideales y formas de trabajar, entre ellos, la necesidad de emprender en contacto con otros y no como un camino que se hace en solitario.

El reto de las jornadas será conseguir transmitir la cantidad de cosas que estamos aprendiendo. No somos una asociación al uso, ni siquiera somos nada formal o mejor dicho “oficial, sino que simplemente un grupo de personas que compartimos un proceso. Proceso en el que nos encontramos oportundiades de desarrollo profesional, baches, tropezones, problemas en común, soluciones compartidas… Somos algo así como un experimento social promovido por nosotros mismos.

La motivación es tratar de abordar nuestro desarrollo profesional desde la pasión de cada uno, el saber hacer y la voluntad por ser realistas con el contexto actual. De nada vale quejarse y hacer de ello un hábito que bien promueven los telediarios y tertulias de “expertos”. Tampoco el ver la situación con un falso positivismo vacío que no lleva a nada. Aquí cada uno quiere arremangarse y tratar de trabajar en lo que le gusta y de paso, hacer algún bien al entorno.

También explicaremos ese día nuestro espíritu DIWO, Do It With Others, algo que también se hace difícil tanto en los proyectos como en nuestras investigaciones que tanto nos cuesta compartir, no por ansia de protección, sino porque realmente cuesta investigar de forma compartida. Nadie dijo que era fácil pero los poquitos resultados son muy gratificantes. Fruto de esta red han surgido nuevas amistades, nuevos proyectos, nuevas formas de reflexionar, de conectar entre nosotros y nos parece una fuente de riqueza en conocimiento muy buena para los momentos de decadencia actual en los que vivimos.

Miro a muchas empresas y gente a mi alrededor que tiene que hacer frente a dos grandes lastres; por un lado, tratar de deshacerse de viejos hábitos, metodologías y recetas que ya no son válidas;  y por otro, aprender nuevos hábitos de trabajo y experimentar con ellos. Nosotros estamos centrados en este segundo “reto”, tratando de apostar por nuevas formas de trabajo, más flexibles, más responsables con el entorno y más conectadas a nuestra motivación vital.

Además, como dice Marc Vidal, los emprendedores españoles aún tenemos que hacer frente a dos obstáculos más: la ineficaz administracinón y la mala imagen del fracaso en España.

Hacer pedagogía de un proceso en desarrollo es jodido porque eGruyère no es una buena práctica ni un caso de éxito, el tiempo lo dirá y lo importante será ir contando lo que vamos aprendiendo, no tanto hacia donde vamos. El objetivo será disertar, más que exponer… fomentar el debate.

Así que, ¿qué temas crees que sería importante comunicar sobre eGruyère? Abro convocatoria para captar ideas clave a transmitir 😉

¡pasen y aporten! 

El trabajo existe, pero es diferente

La experiencia de haber participado en el curso de verano Relaciones Públicas, web social y organizaciones ha sido muy gratificante y quiero escribir un breve post para compartir algunas de las ideas importantes que me llevo (y alguna que otra fotico).

Tras tres intensos días de charlas, debates, preguntas, respuestas, teorías y prácticas, me quedo con un muy buen sabor de boca primero por la coherencia que ha mostrado el curso centrándose en los verdaderos conceptos y conocimientos que salen a la luz con la llegada de la web social; segundo, los fantásticos alumnos y los inmejorables ponentes; y tercero, el enfoque positivo del curso en cuanto a los términos de nuevas oportunidades de empleo y autoempleo.

Mesa redonda con emprendedores de todo tipo

Mesa redonda con emprendedores de todo tipo

Como ideas clave me llevo sobretodo estas:

  • La importancia de mentalizarnos de que hay trabajo, pero ha cambiado tal y como lo conocíamos. Conceptos como la ética hacker del trabajo, las redes híbridas de profesionales, la auto-organización del trabajo implican un necesario cambio que lideran las personas con inquietudes y deseos de mejorar su entorno.
  • Los nuevos yacimientos de empleo aluden a conceptos como la pedagogía social, saber a comunicar, ser vigilantes de la coherencia, conceptos muy necesario en un mundo hiperconectado, enredado de tecnologías que pueden ser una buenísima herramienta o un arma que nos aisle y nos distraiga de su verdadera finalidad.
  • Las redes sociales son el último paso en una estrategia de comunicación digital, alejándonos de que hablar de redes sociales es hablar solo de Facebook o Twitter. Creo se ha debatido mucho sobre que la clave es saber para qué vamos a utilizar las herramientas. Previo a esa elección existe un apasionante mundo conceptual y estratégico que debemos saber reposar de forma sosegada, sin caer en la epilepsia digital tan habitual en estos tiempos.

Incluso, me gustó mucho el enfoque de la nota de prensa emitida sobre este curso, muy orientada a tomar el cambio actual en el que nos encontramos como una oportunidad para mejorar nuestro futuro y nuestra opciones.

La única pena no fue haber convocado a más agentes de desarrollo local. Tal y como decía mi compañera Isabel, el único fallo del curso fue la única presencia de un agente de desarrollo local. Seguiré contando..

Puedes ver más fotos en el evento de Facebook y en el hashtag de twitter #rrppdigital.

Alumn@s del curso en pleno debate

Trabajo en sectores tradicionales: Público interno

Quiero poner por aquí algunas notas sobre un proyecto muy interesante que estoy abordando con muchas ganas e ilusión. Se trata del proyecto Casandra Home, una tienda de muebles y decoración que surgen a finales de 2011 y que tiene por delante el reto de sobrevivir a este momento de crisis y hacerlo tratando de innovar o evolucionar en las formas de relacionarse con su entorno. En ello estamos, step by step. A eso añadamos que no hay un enorme presupuesto con el que pagar por aparecer en medios sectoriales y que el canal de ventas tradicional está sufriendo buenos envites debido a los nuevos hábitos del consumidor y a la deteriodada y olvidada imagen de Yecla como ciudad del mueble, más conocida por la “crisis” o por la “economía sumergida“.Lo llamaré reto por no llamarlo otra cosa 😉

Al margen de estas reflexiones, me gustaría hacer algunas anotaciones sobre cómo estamos intentando encauzar una estrategia de comunicación muy vinculada a la estrategia de negocio propiamente dicha. La comunicación se ha entendido como una herramienta estratégica muy vinculada a las decisiones de la Dirección de la empresa, lo cual, es estupendo. Es la primera piedra del camino que nos lleve a otra cosa. Sin embargo, tenemos la urgente necesidad de que esa estrategia de negocios/comunicativa sera algo participado y comprendido por los públicos de la empresa, dentro de los cuales, encontramos tres muy importantes que deberemos involucrar para alcanzar nuestro cometido:

  1. Empleados
  2. Proveedores
  3. Cliente final

En este post me gustaría centrarme en el público interno: los empleados (incluso vislumbro varios post). Los empleados en esta empresa son pocos y con mucha experiencia en otras empresas del mismo sector, del mismo municipio. No sé si será por ser un municipio con muchas tiendas de muebles pero por mi experiencia en un par de negocios de este tipo, las maneras de funcionar de unas y otras son muy similares. Hablamos de negocios muy enfocados al “cliente que viene a posta a comprar mueble” porque Yecla es “la ciudad del mueble y la gente viene porque sí” o veniá…, una comunicación puramente comercial con el cliente, escasa cuando no nula interactividad con el cliente, escaso asociacionismo, se trabaja el “sota-caballo-rey” en lo que es la relación con el cliente final.  Eso hace que el empleado y el empresario de este sector en Yecla haya adquirido unas herencias que funcionan a modo de “recetas del sector“, mismas solucionas para problemas que no son los mismos. Estas herencias suponen un reto ya que deben ser evolucionadas y reconvertidas en nueva actitudes para los diferentes procesos organizativos. Es importante hacer ver esto al empleado y al empresario y saber definir bien el problema para apuntar hacia la dirección correcta.

Hay un aspecto fundamental y es que deben abrirse nuevos canales de información y comunicación de la empresa. Para ello, se plantea una presencia digital a través de un blog y de presencia en algunas redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube, entre otras, con un enfoques y usos muy diferentes.

Se deja claro que estas herramientas y esta “filosofía conversacional y abierta” no es responsabilidad de una sola persona en la empresa, huyendo así del perfil de “community manager” al uso, sino que debe ser integrada y participada por todos. Para ello, se abre un proceso de alfabetización digital de los empleados (desde vendedores a montadores), tratando de conocer sus usos e identidades digitales. Aquí es importante la formación pero sobretodo la sensibilización sobre los nuevos hábitos de consumo del cliente muy centrados en búsquedas por internet y búsquedas de empresas humanas y abiertas. Esto es, la herramienta pasa a aser valorada porque también es utilizada/consultada por el cliente. Lejos de ser intrusivos con la tecnología, se trabaja el tema de la creatividad individual y grupal con reuniones semanales, sesiones de lluvias de ideas, dinámicas de grupo. Es difícil por las citadas herecias, pero debe entenderse esto como un proceso a medio/largo plazo, ya que, hablamos de cambiar la “cultura empresarial y casi sectorial” y eso es un reto.

En el proceso de alfabetización digital es fundamental presentar con ejemplos ilustrativos el potencial que ofrecen muchas herramientas digitales para abrir nuevos canales de comunicación y relación tanto interna como externa. El uso de herramientas de trabajo como skype o dropbox a nivel interno; o el uso del blog como elemento articulador de la actualidad de la empresa, visibilidad de marcas en exclusiva, repositorio de las experiencas de los vendedores o youtube como canal para “vender” al cliente su proyecto en 3D mediante vídeos ilustrativos que proyectan su casa son algunos ejemplos de pequeños pasos.

El contexto de cambio y crisis hace mella también en los empleados, muchos acostumbrados a épocas de bonanza donde también Yecla era un punto de fabricación y venta de muebles muy potente. Eso ya no es tanto así debido al surgimiento de otros nódulos indutriales, tiendas de muebles de barrio, grandes plataformas como Ikea, etc.). Este contexto no ayuda al desarrollo de nuevas actitudes, sino que todavía dificulta más la puesta en marcha de nuevas ideas. El trabajo diario contra la increduliadad ante nuevas formas de hacer las cosas debe ser constante y basado en pequeños logros. La actitud positiva y entusiasta por parte de la dirección aquí juega un papel fundamental.

Como marca una buena estrategia de Relaciones Públicas, el trabajo interno es vital para poder desarrollar cualquier vínculo o relación potente con públicos externos. La coherencia es vital en términos de comunicación y más en la actualidad.

Lo cierto es que los sectores tradicionales como el mueble ofrecen una potente oportunidad de transformación y dicha transformación debe comenzar desde dentro. Las herramientas digitales entendidas como una vía más para hacer publicidad no es la dirección adecuada o estratégica. La puesta en valor del conocimiento y la experiencia, la integración del cliente en los procesos, la adaptación a las nuevas necesidades y hábitos de consumo, la necesidad de romper el canal de distribución, la visión global y no localista de un negocio en este sector son algunos de los retos que tenemos por delante. Ya adelanto que he utilizado más veces la palabra reto que la palabra crisis lo que puede ser ya un buen indicador… 😉

Charla a 3º de Turismo de la Universidad de Alicante

El pasado viernes 3 de Febrero, fui invitada por Antonio Martínez Puche, Profesor Geografía, Turismo y Desarrollo Local en la Universidad de Alicante , a dar una charla a los alumnos de 3º de la Diplomatura de Turismo de esta misma universidad. La verdad es que me resultó todo un reto porque es difícil motivar a la gente a apostar por uno mismo en los tiempos que corren, pero creo que al menos hay que intentarlo y transmitir ilusión por crear un futuro mejor.

Titulé la charla: Web social y su impacto en el contexto local/rural: Retos y oportunidades para los nuevos profesionales, un título algo grandilocuente pero que me parece acertado para abordar el tipo de proyectos que estamos desarrollando desde Reding y en los que colaboramos con otras organizaciones.

A continuación, pongo el ppt en slide share:

Web social y su impacto en el contexto local/rural:

View more PowerPoint from Laura Yago
Con esta presentación tenía varios objetivos:
  • Contextualizar el trabajo de nodo “relacional” que realizamos desde Reding en un ámbito multidisciplinar y horizontal.
  • Mostrar el potencial de desarrollo que tienen las Nuevas Tecnologías en el contexto local/rural.
  • Poner en valor la figura del emprendedor social en el contexto actual.

Creo que en la actual (y ya desde hace un par de años) “burbuja de lo social“, se está produciendo una indigestión respecto a lo que aportan o no aportan las redes sociales y la web social en general a cualquier proceso de desarrollo público o privado. El ser humano es muy dado a tomar decisiones incentivadas por un contexto de presión y no tanto por sus necesidades individuales. En el ámbito del social media, se tiende a primar la inmediatez más absurda, cuando su verdadero valor está en el reposo tranquilo de qué pueden aportar a la estrategia de cualquier organización, con calma y sosiego.

En este sentido, en la presentación ponía una frase que me parece vital a cuestionarnos en cada uno de nuestros contextos particulares y que lanzó la Revista Edge:

¿Cómo está cambiando Internet nuestra manera de

sentir, pensar, trabajar y crear?

También creo que hace falta mucha pedagogía, algo en lo que coincidíamos Marga Guilló y yo. Marga fue la ponente anterior y comentó el interesante trabajo que se está realizando en el Camp de Elx… con sus luces y sus sombras en la gestión, como en todo. Muchas veces el empresario o el político no comprende el valor real que la web social puede aportar a sus red de relaciones, tanto físicas como digitales. Es necesario tomar el rol de “facilitadores” entre la tecnología y las necesidades para que el verdadero los impactos sean positivos y generen desarrollo.

Respecto a al actual fuga de cerebros al extranjero, me pareció interesante comentar la idea de la corresponsabilidad con nuestro entorno. Estamos obteniendo una formación en nuestras universidades que hasta qué punto devolvemos en forma de conocimiento estratégico a nuestro entorno. El ámbito del Desarrollo Local permite intervenir en él desde una multitud de disciplinas: Comunicación, Arquitectura, Historia, Turismo…la lejanía del extranjero puede incluso ayudarnos a solventar los problemas de nuestro entorno incluso con mayor perspectiva.

A nivel de proyectos concretos, cité algunos propios de Reding y otros que nos parecen un referente en el ámbito del Desarrollo Local y las Nuevas Tecnologías:

  1. Blog de San Isidro:  Iniciativa de dinamización de fiestas tradicionales a través de las Nuevas Tecnologías y con el ciudadano como protagonista.
  2. Yeclips: Plataforma web para la puesta en valor de la intrahistoria de un municipio con talleres de participación ciudadana.
  3. Locating London’s Past: Proyecto de que pone en valor la historia de Londres con una aplicación en Google Maps. En esta noticia podéis acceder a más información sobre el proyecto.
  4. What if cities… Alicante?: Proyecto de implicación ciudadana basado en una herramienta web donde cada ciudadano puede aportar una idea o señalar un problema y utilizar esa herramienta de consultación para que los ciudadanos no solamente se sientan participes y protagonistas del territorio en el que viven, sino también que es información pueda llegar a construir pequeñas redes locales. En este enlace tenéis más información.
  5. Todos somos dateros: Inspirados en la labor de “El Datero”, personaje que ayuda a regular el sistema de transporte “dateando” el tiempo, estado y fluidez entre el transporte y su competencia, nace la idea de “Todos Somos Dateros”. Una plataforma en la que todos aportemos soluciones para mejorar el sistema de transporte de Lima por medio de “dateos”. Aquí puedes encontrar más información.

En general son proyectos que apuntan en la buena dirección, entender el fenómeno del “compartir” de lo “social” como algo que aporte valor a la empresa y ayude a innovar en nuestra gestión relacional.

No me olvido tampoco de lo que os comenté de Hibridatur, proyecto que intenta promover espacios de innovación multidisciplinar para la solución de problemas complejos que afectan al sector turístico. Os animo a buscar más información sobre este proyecto.

Por cierto, pongo por aquí el vídeo con el que finalicé la presentación, que sé que os gustó y nos permite soñar un poquito.. 😉

Estaré encantada de recibir vuestros comentarios!!

Desarrollo Local desde lo privado, ¿es posible?

En cuanto asistes a un par de eventos relacionados con el Desarrollo Local, siempre se acaba incidiendo en las mismas ideas o quejas, la inestabilidad del puesto de trabajo, el ciclo olímpico-político que sufre el ADL, la dependencia del liderazgo del político de turno, la falta de visión de muchas Administraciones locales que prefieren emplear a su ADL en temas de “gestión de subvenciones”, “administrador”, “apoyo a la secretaría”, “chic@ para todo” como decía un buen amigo y ahora ex-ADL; en detrimento del papel de “dinamizador“, “empoderador“, “activador” que le sería mucho más adecuado.

La vinculación del ADL al ámbito público y por tanto, al interés cuatrianual del político hace que muchas veces se devalúe su papel. Por ello, creo que es interesante reflexionar sobre el potencial desarrollo de los ADLs en un ámbito privado, apoyado no tanto en una concejalía, sino en los agentes sociales del territorio.

Además, en la misma selección pública de los Agentes de Desarrollo Local, la visión o definición de este actor resulta algo limitada, solo hay que verlo en la definición existente en la Wikipedia o en la propia normativa del Desarrollo Local donde se entiende éste como “trabajadores de las corporaciones locales o entidades dependientes o vinculadas a una Administración local que tienen como misión principal colabora en la promoción e implantación de las políticas activas de empleo relacionadas con la creación de actividad empresarial, desarrollándose dicha colaboración en el marco de actuación conjunta y acordada de la entidad contratante y el Instituto Nacional de Empleo.

En todas las oposiciones que se abren, se acaban solicitando perfiles centrados en Económicas, ADE, Derecho, perfiles técnicos que eluden totalmente el verdadero papel del ADL, su rol como agente relacional.

Desde que comencé mi andadura emprendedora con mi equipo de colaboradores/emprendedores, hemos estado desarrollando con muchas ganas e ilusión, proyectos relacionados en mayor o menor medida con temas de Desarrollo Local, quizá de una forma espontánea, intuitiva, no buscada. De alguna manera, partimos de la idea de que el recurso más importante para comunicar un territorio es el ciudadano que reside en él y por ahí han surgido ideas y proyectos interesantes.

¿qué opináis? la falta de visión, y ahora de fondos, desde lo público debe dar paso a iniciativas desde lo privado? facilitaría ello el surgimiento de iniciativas de desarrollo local más integradas en las necesidades locales y con una visión multidisciplinar?? o por el contrario, es contraproducente iniciar procesos de Desarrollo Local que no surjan desde la propia Administración local?