¿Qué valores se asocian al trabajo en red?

Últimamente me llegan espasmos de todos lados en lo relativo al trabajo en red y al colaborar. Por un lado, instituciones públicas que quieren aprender a trabajar en red  o empresas que se han visto abocadas a convertirse en una “organización en red” para poder afrontar la crisis.

En el primer caso, ven en la red como la herramienta para poder optimizar recursos, ser más eficientes en su trabajo y ofrecer al final un mejor servicio al ciudadano, que al final es de lo que se trata. Pero claro, teniendo en cuenta la forma en la que se diseñan las estrategias y herramientas en la administración públicas, es decir, “desde arriba”, ¿hasta qué punto pueden crear una red que en la práctica funcione?

Por otro lado, muchas empresas actualmente se están viendo abocadas a tomar decisiones para repensar su modelo de negocio hacia algo más ligero y distribuido. Estas empresas se han forjado en tiempos donde se podían tener grandes instalaciones, una gran plantilla, y en definitiva, unos costes fijos importantes donde además, las personas tienen el chip de “asalariado“. Estas empresas ahora se ven obligadas a prescindir de muchos de estos costes fijos y tratar de funcionar con la mínima estructura posible. Y sobretodo, se dan cuenta de que cada persona debe ser un elemento tan activo como otro en la red.

Además, me sorprende que, sin saber si todos hablamos de lo mismo, los primeros parecen tener una visión muy positiva del trabajo en red, pero los segundos suelen verlo como un auténtico fracaso y como algo que se han visto obligados a hacer por el entorno.

El trabajo en red, tal y como yo lo entiendo, ofrece un potencial de aprendizaje muy fuerte pero también altas dosis de incertidumbre y tendencia al caos. Además, es necesaria una gran dosis de confianza entre los miembros. Por ello creo que es necesario conversar sobre qué valores deben asociarse al trabajo en red.

Anuncios

Algunas conclusiones sobre eGruyère

egruyere

Bueno, tras nuestro paso por las III Jornadas de Desarrollo Local y dejar pasar unos días donde las ideas y el torbellino de feedbacks se calmara, tengo que decir que ha sido muy reconfortante abrir este proceso a bocajarro. Así me sentí un poco ese día. De una manera gráfica es enseñar un dibujo cuando aún lo tienes sin terminar, esperando que trasmita lo que tú quieres aunque sabes que está por terminar y que ni siquiera tú sabes cómo acabará. También con la finalidad de obtener opiniones pero moderando su influencia en el proceso.

Tras la ponencia y las diversas charlas con gente del foro, el resto de compañeras que me acompañaban ese día (Ester, María y Sonia), me dieron las claves para estas conclusiones:

  • Necesario perfilamiento del discurso de eGruyère: Tenemos que tratar de hablar más de mercado y no solo de lo bonito del “compartir en red”. Sí, está claro que compartimos ideas y conocimiento en red, pero tengamos claro para qué: para generar nuestra propia economía, para ser más resilientes en este contexto que vivimos.
  • Necesaria definición de qué entendemos por Desarrollo Local. Lo Local no como algo territorial y  circunscrito al ámbito físico que nos rodea, sino como un conjunto de valores compartidos, de una identidad. Es decir, podemos generar desarrollo local más allá de nuestro propio entorno físico o gracias a algo que no está en nuestro territorio. Quizá el discurso más territorial que glocal de los Agentes de Desarrollo Local viene influido por la gran presencia de geógrafos en este tipo de foros. En eGruyère, la gran mayoría de los proyectos que desarrollan sus integrantes tienen una incidencia en la mejora del contexto cercano, local, en el que en ese momento vives o trabajas, pero sin caer en los localismos.
  • La importancia de definir lo que somos por negación, poniendo negro sobre blanco. No somos un vivero de emprendedores, ni un grupo de coworking, ni una secta, no somos un grupo de bohemios que queda a tomar cafés (aunque también), no somos una versión cutre de Linkedin… y oye, pues la gente se rie…
  • El valor de la pequeña escala. En foros como este de Desarrollo Local a veces el discurso se torna grandilocuente y demasiado vago. Se insiste mucho en lo que hay que hacer, en las nuevas tendencias para la búsqueda de empleo, de la modernización de las Agencias de Desarrollo Local… Pero quizá, sería más interesante centranos en qué hacemos cada uno de nosotros en nuestra pequeña escala, en el pedacito que nos toca de esta gran realidad que vivimos. Buscar nuestros espacios de prueba y error y sobretodo, contar no solo los aciertos, sino sobretodo los fracasos. Abrir el debate ahí. Para contar éxitos ya están lo gurús 😉
  • Un tema que generó algo de polémica fue la factibilidad o no de los proyectos bottom-up dentro de la administración pública, algo que sacó a relucir mi incredulidad y mi lado más irónico. No porque sean proyectos utópicos sino porque las propias dinámicas de funcionamiento y estructuras de poder de lo público hace que predomine en geneal el cortoplacismo y la rentabilidad política de la cosa. Como dije,  habría que refundar una nueva administración pública para trabajar de otra manera… espero no haberme ganado ningún enemigo.
  • El tema de la cultura del subsudio en España también fue objeto de la mesa de debate donde pusimos el foco en la necesaria reflexión que tenemos que hacer sobre la política de subvenciones del Estado en general, las inversiones que se han realizado en temas de empleo donde trabajan los Agentes de Desarrollo Local. No es normal que un país que ha invertido millones y millones de euros en formentar empleo y formación en este país ahora se derrumbe a la primera de cambio y genere las mayores tasas de desempleo conocidas. Creo que esto merece la reflexión sobre el uso del dinero público para promover soluciones.
  • También dejamos claro que el contexto ha cambiado y gente como la que formamos eGruyère ofrece un desafío importante a entidades como las Agencias de Desarrollo Local donde todavía siguen siendo un profesional muy enfocado a las tareas administrativas y lejano a las nuevas necesidades y realidades del mercado.

Cuando terminé la ponencia, tuve la sensación de que había sido demasiado abstracta, borrosa o poco definida. Mis compañeras me dijeron que yo había sido clara, pero que eGruyère era eso. Quisimos explicar algo local pero conectado a lo global, con un grupo de gente que trabaja en red de forma distribuida, pero que genera economías que acaban impactando en nuestro ámbito más cercano. Es complejo pero al mismo tiempo es tan real…

Por cierto, nos encantará seguir recibiendo feedback sobre la ponencia bien comentando este post, bien en Twitter bajo la etiqueta #egruyere o en nuestra web egruyere.net

Aquí dejo la presentación, aunque no aporta mucho contenido:

eGruyère, emprendizaje colaborativo en red

El próximo 13 de diciembre participo en las III Jornadas de Desarrollo Local organizadas en la Universidad de Valencia, en el Salón de Actos de la Biblioteca Gregori Mayans. Voy representando a eGruyere, una agrupación de emprendedores que ha surgido casi de forma espontánea desde 2010 hasta la actualidad en Alicante y derredores, con un peso entre físico y digital, aprovechándonos del palabro de la hibridación de espacios. Como suele ocurrir, la idea nace de una persona y luego nos hemos ido uniendo los demás viendo que compartíamos ideales y formas de trabajar, entre ellos, la necesidad de emprender en contacto con otros y no como un camino que se hace en solitario.

El reto de las jornadas será conseguir transmitir la cantidad de cosas que estamos aprendiendo. No somos una asociación al uso, ni siquiera somos nada formal o mejor dicho “oficial, sino que simplemente un grupo de personas que compartimos un proceso. Proceso en el que nos encontramos oportundiades de desarrollo profesional, baches, tropezones, problemas en común, soluciones compartidas… Somos algo así como un experimento social promovido por nosotros mismos.

La motivación es tratar de abordar nuestro desarrollo profesional desde la pasión de cada uno, el saber hacer y la voluntad por ser realistas con el contexto actual. De nada vale quejarse y hacer de ello un hábito que bien promueven los telediarios y tertulias de “expertos”. Tampoco el ver la situación con un falso positivismo vacío que no lleva a nada. Aquí cada uno quiere arremangarse y tratar de trabajar en lo que le gusta y de paso, hacer algún bien al entorno.

También explicaremos ese día nuestro espíritu DIWO, Do It With Others, algo que también se hace difícil tanto en los proyectos como en nuestras investigaciones que tanto nos cuesta compartir, no por ansia de protección, sino porque realmente cuesta investigar de forma compartida. Nadie dijo que era fácil pero los poquitos resultados son muy gratificantes. Fruto de esta red han surgido nuevas amistades, nuevos proyectos, nuevas formas de reflexionar, de conectar entre nosotros y nos parece una fuente de riqueza en conocimiento muy buena para los momentos de decadencia actual en los que vivimos.

Miro a muchas empresas y gente a mi alrededor que tiene que hacer frente a dos grandes lastres; por un lado, tratar de deshacerse de viejos hábitos, metodologías y recetas que ya no son válidas;  y por otro, aprender nuevos hábitos de trabajo y experimentar con ellos. Nosotros estamos centrados en este segundo “reto”, tratando de apostar por nuevas formas de trabajo, más flexibles, más responsables con el entorno y más conectadas a nuestra motivación vital.

Además, como dice Marc Vidal, los emprendedores españoles aún tenemos que hacer frente a dos obstáculos más: la ineficaz administracinón y la mala imagen del fracaso en España.

Hacer pedagogía de un proceso en desarrollo es jodido porque eGruyère no es una buena práctica ni un caso de éxito, el tiempo lo dirá y lo importante será ir contando lo que vamos aprendiendo, no tanto hacia donde vamos. El objetivo será disertar, más que exponer… fomentar el debate.

Así que, ¿qué temas crees que sería importante comunicar sobre eGruyère? Abro convocatoria para captar ideas clave a transmitir 😉

¡pasen y aporten! 

Instituciones culturales 2.0

Investigando sobre las estrategias de divulgación de los museos y otras entidades culturales, estoy concluyendo que cuando nos planteamos el acceso de una institución de estas características al mundo de la web social o lo 2.0 hay varias reflexiones de base que me vienen a la mente:

Comprender la evolución del usuario en su forma de consumir, compartir o incluso crear cultura porque hemos cambiado. No interactuamos de igual forma con la cultura o la ciencia ahora que hace 5 años. Parece poco tiempo pero han pasado muchas cosas… Es lo primero que creo que debemos asimilar. Fijémonos en cómo lo hace un niño de 12 años, cómo accede a la cultura (libros, juegos, música..). It´s radically different. En la actualidad, toda propuesta para una institución cultural ha de tener parte contemplativa, interactiva y PARTICIPATIVA.

Aquí voy con la frase que me dijeron en la carrera y luego resulta que es verdad. La comunicación debe ser entendida como un activo estratégico en la institución. De nada sirve aplicar una capa tecnológica-maquillada a los modelos de información que hemos estado desarrollando hasta el momento. Nada de parecer que hacemos algo sin hacerlo. Debemos aplicar una estrategia que evolucione de la información (unidereccional) a la comunicación (bidireccional) y relacional (conexión entre unos públicos y otros). Se cuentan a puñados las instituciones que utilizan el medio internet como un mero lanzallamas de mensajes que no esperan retorno, todos mensajes retóricos que no esperan respuesta. Los nuevos soportes, lejos de ser entendidos de una forma puramente instrumental, resultan interesantes por las dinámicas de comunicación que pueden generar para nuestra organización. Ahí está la supervivencia seguramente de la cultura del presente y del futuro, que conecte con la gente.

La necesaria complementariedad entre la institución real y su estrategia digital. Es importante la coherencia entre el producto y su forma de relacionarse o comunicarse. Lo digital debe llevarse a lo real y lo real debe llevarse a lo digital. De nada nos sirve una estupenda estrategia digital si el museo no se impregna de la interactividad o la participación necesaria.

El equipo interno que gestione dicha organización cultural debe comprender y formar parte activa de la estrategia de comunicación y de las posibilidades que ofrece la tecnología social a su producto cultural. Es decir, la estrategia debe ser creída desde dentro hacia afuera. Aquí resulta muy importante hacer bagaje sobre lo que ya han hecho otros, mirar otros ejemplos, hacer investigación sobre qué podemos conseguir si integramos ese discurso. Nadie tira piedras sobre su tejado, pero si no comprendemos, no nos involucramos. Comunicación interna a tope. Dicho también en la carrera.

Convertir tu institución cultural en un espacio de participación y colaboración te puede llevar a que el propio usuario final te sugiera contenido, a que la empresa local de tu municipio pueda generar y financiar actividades, o a que investigadores o profesionales de las temáticas que abarca tu institución la tomen como un espacio vivo donde generar conocimiento y testear ideas. El concepto de participación debe ser integrado tanto de forma interna como externa con el objetivo de generar capital relacional en beneficio del museo y de la comunidad en torno a él. Debe ser un ser vivo, relacional. Cuando leemos por ejemplo la definión de museo conforme a los estatutos del ICOM (Consejo Internacional de Museos) adoptados durante la 22ª Conferencia general de Viena (Austria) en 2007 se sigue planteando como un simple contenedor de historia:

“Un museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de estudio, educación y recreo.”

El museo debe ofrecer una experiencia, debe ser un producto experiencial.

El potencial reside en la capacidad de contextualizar el patrimonio y hacer que el usuario interactúe con él. ¿cómo? Es importante apelar a las sensibilidades e intereses de la gente. Identifica qué les motiva y haz que formen parte del equipo. Todos queremos una comunidad de usuarios, pero ¿qué harás luego con ella? Además, pensemos en el potencial de crear un espacio de confluencia y diálogo de diferentes disciplinas.

Por ejemplos los museos de historia antigua ofrecen verdaderos retos para conectar con diferentes usuarios. Sacar la historia a la calle, pensar sobre qué nos puede enseñar un museo sobre historia antigua para resolver los problemas más actuales, en qué situación similar se vio un emperador romano cuando vivió una situación parecida al contexto actual; o enseñar a investigar a los niños compartiendo los procesos de investigación del propio museo. Debemos crear entornos emocionantes que generen retornos lúdicos, basados en el entretenimiento.

Por tanto, el paso vital para desarrollar una buena estrategia de divulgación cultural participativa es generar un caldo de cultivo para la participación de todos tus públicos. Entender al ciudadano como lo que es, un potencial activador cultural de sus recursos.

También resulta vital conocer los frenos o barreras que ofrece un museo a la sociedad en general para identificar cómo romper esas ideas preconcebidas, una barrera invisible que los separa. Ser capaces de que incluso el propio usuario sea capaz de explicar o divulgar su contenido.

Algunos ejemplos de referencia:

Amazing.es, divulgación colaborativa de la ciencia.

Divulgación divertida de la ciencia.

Una buena estrategia de captación de fondos, con el Victoria & Albert Museum.

Museo Picasso, estrategias digitales para tu museo.

Museo de Brooklyn y su diversidad de actividades para públicos diferentes.

Proyecto Science the City o la ciencia a pie de calle.

La importancia de las dinámicas participativas con los usuarios.

Programa Escépticos o cómo desmitificar la ciencia.

Este post forma parte del proceso de investigación para el enfoque del curso que impartiré desde Reding en la Universidad de Alicante el próximo mes de Julio, así que espero todas vuestras aportaciones, enfoques, opiniones.. todico!!